El turismo de resorts en el país y el mundo PDF Imprimir E-mail

URUGUAY NO TIENE TODO INCLUÍDO

Pueden estar sobre el océano o entre picos nevados, pueden incluir desde la práctica de los más variados deportes hasta el consumo de cigarros, pueden incluso prohibir el ingreso a los niños o permitir la estadía a las mascotas. En el mundo hay resorts para cada nicho de mercado, pero en Uruguay la oferta “all inclusive” todavía es escasa.

            Agencias de viajes y operadores turísticos locales coinciden en la discordancia: al enumerar los resorts que existen en el país, se repiten algunos nombres, pero no hay un criterio único de elección. Four Seasons Carmelo, Conrad, Mantra, Vik José Ignacio, Club del Lago y Sheraton Colonia son los más repetidos, pero algunos agregan Arapey Thermal, Los Naranjos, Solanas, Argentino Hotel y las estancias turísticas en general.

“Cuando decís resort en Uruguay no tiene el mismo concepto que afuera. Acá no hay ‘all inclusive’ con todas las atracciones que tiene un Club Med, por ejemplo. Sí  hay hoteles con mucha infraestructura, pero el resort está asociado con el plan de llegar y tener todo resuelto”, dice María José Cibils, supervisora de Producto de Jetmar Viajes.

En este sentido, Jorge Bingola, jefe de ventas de Viajes Buemes, explica que el turista de resort “quiere que esté todo a mano y tener las vacaciones cubiertas con lo que pagó en la agencia. Además, si va con chicos, se despreocupa porque sabe que ellos dentro del recinto van a encontrar las actividades que quieran”.

A diferencia de un hotel, el resort es un complejo turístico que no sólo ofrece alojamiento y comida, sino también bebidas, deportes, espectáculos, compras y otros tantos atractivos con un único fin: captar al huésped dentro de las instalaciones. Por eso, la directora de Carrasco Viajes, Ana Bouzas, afirma que “el que quiere visitar contrata un hotel y no un resort”.

Según Hellen Giucci, asistente de gerencia del departamento receptivo de Viajes Buemes, “en Punta del Este no te vas a esclavizar con horarios para las cuatro comidas porque no las aprovechás. Los turistas en general confirman la estadía con desayuno y piden que el resto de las comidas sean en bodegas o estancias. En Carmelo es diferente porque afuera del Four Seasons no hay mucho para hacer”.

            Para que el turista pueda conocer el lugar y la gente donde se encuentra el resort, sin dejar de disfrutar las comodidades de las instalaciones, muchos de estos complejos adoptan la estética de la zona en su decoración y toman elementos de la cultura de los lugareños en sus servicios. Por ejemplo, las habitaciones del resort Nannai, al noreste de Brasil, son bungalows de madera y techo de paja, rodeados de coloridas plantas y adornados con caracoles de mar, que adentro tienen televisión, aire acondicionado y hasta bañera de hidromasaje con vista a la playa.

A su vez, los pescadores artesanales de la zona se convirtieron en pequeños empresarios turísticos que por unos 10 reales (casi US$ 5) llevan al turista en sus balsas o “jangadas”, sacan peces y caballos de mar para mostrárselos y, luego de una breve explicación, devolverlos con vida al agua.

Para Julio Facal, abogado asesor de la Cámara Uruguaya de Turismo y la Corporación Rochense de Turismo, en Punta del Diablo el proceso fue inverso al de Nannai y sus alrededores. “Se protegió tanto al balneario de las grandes inversiones que hoy los pescadores son un mito. Durante el verano alquilan el rancho a 50 dólares y se van”, afirma.

Sol y playa (subtítulo)

“A grandes rasgos la preferencia de los uruguayos a la hora de viajar en plan familiar son los destinos de playa”, cuenta Alejandra Martínez de marketing de la agencia Jorge Martínez. Y agrega: “Históricamente Brasil fue el destino por excelencia debido a que tiene un buen clima todo el año, a la hotelería de primera en lo que a resorts se refiere, la oferta enorme, la cercanía y, antes, el tipo de cambio que lo hacía muy conveniente”.

Con la necesidad de variar de resorts y la llegada a Uruguay de nuevas compañías aéreas, apareció el Caribe –en su más amplia acepción– como una fuerte contrapropuesta a Brasil. Las cuatro agencias de viajes consultadas destacaron como principales destinos: Colombia (San Andrés y Cartagena de Indias), Venezuela (Isla Margarita), México (Cancún y Playa del Carmen), República Dominicana (Punta Cana), Panamá y Cuba. En menor cantidad, algunos uruguayos visitan lugares más exclusivos aún, como Aruba y Jamaica, o incluso Saint Martin y Saint Barths.

            “El 90% de los resorts están ubicados en destinos sol y playa”, dice Bouzas, para quien “este negocio es sustentable si lo podés continuar todo el año. Acá existe el problema de la estacionalidad. El formato con todo incluido en cualquier playa de Uruguay no puede funcionar en junio, julio y agosto, a menos que ofrezcas mucha actividad por fuera. Por eso el éxito de las estancias”.

            De todos modos, en el mundo ya existen tecnologías como las que ofrece la compañía Crystal Lagoons, que crean lagunas con agua salada, cálida y transparente apta para baños y deportes acuáticos, donde antes había aguas contaminadas o incluso un desierto.

Según el empresario hotelero Remo Monzeglio, existen dos obstáculos para fomentar el turismo de resorts en el país. Por un lado, cuenta, “los resorts ‘all inclusive’ están en el Caribe porque tienen 10 meses de verano. En Puerto Vallarta (México) gerencié un hotel y en invierno teníamos 26 grados de temperatura e igual calentábamos las piscinas unos tres o cuatro grados”. Por otro lado, en ese hotel el costo en alimentos y bebidas era el 11% del presupuesto total, mientras que en Uruguay sólo las bebidas superarían el 30% por los altos precios del mercado local. “Terminás cayendo en una peor calidad”, afirma Monzeglio.

 

Para captarlos (subtítulo)

            Brendan Baury, director del área de desarrollo de resorts del grupo inversionista Obsidian Group, cuenta que el proyecto Villalagos, un complejo de chacras marítimas ubicadas entre La Barra y José Ignacio, cubre la creciente necesidad de europeos que “buscaban comprar propiedades en Punta del Este con los altos estándares a los que estaban acostumbrados y no encontraban”. Sin embargo, el británico destaca que las “complicadas regulaciones”, los “escasos vuelos desde Europa” y el “limitado inglés de los lugareños”, dificultan los negocios en el país. Además, considera que el país debería “promover un nivel más alto de servicios, algo que europeos y estadounidenses esperan cuando viajan”.

Para Ramón de Izequilla, director de Destino Punta del Este, los vuelos regionales también son vistos como un inconveniente para el sector. “Ha mejorado la comunicación por vía aérea con Brasil a través de Tam y Gol, pero lamentablemente para el principal cliente, Argentina, la oferta es cara y con pocas posibilidades de horarios. Cuesta demasiado venir a Punta del Este por un fin de semana para ver propiedades y hacer negocios”, dice.

            “Continuar con los beneficios impositivos para interesar a grupos internacionales que están mirando al mundo a la búsqueda de lugares atractivos para ampliar sus carteras”, es para María Shaw, directiva del Círculo de Periodistas de Turismo del Uruguay, la forma de generar una mayor y más variada oferta en resorts en el país. En su opinión, “el crecimiento del turismo de resorts en particular atraería no sólo inversores, sino mas visibilidad, ya que las cadenas hacen promoción mundial de sus nuevos productos y propiedades.  Más turistas de alto nivel económico, que son quienes consumen los resorts, sin duda traería un mejoramiento en infraestructura, competencia, más puestos de trabajo y el ingreso por turismo se incrementaría, logrando que sus beneficios lleguen a más gente”.

            Pablo Ligrone, arquitecto asesor de la Dirección Nacional de Ordenamiento Territorial del Ministerio de Vivienda, afirma que la ley de ordenamiento territorial y desarrollo sostenible junto con su ampliación es “una oportunidad para los emprendimientos legítimos”: “Este tipo de emprendimientos que consumen áreas de paisaje atractivos, sobre todo costeros, hoy tienen nuevas vías de planificación y aprobación”.

Pero las normativas también “condicionan mucho la localización y planificación”. Estas deben ser amigables con el medio ambiente, el vecindario y el proyecto de territorio de la zona, agrega Ligrone. El cumplir con los requisitos “le da al inversor garantías de que no se instalará nadie al lado y arruinará su proyecto, ni recibirá una protesta de la comunidad”, dice el arquitecto.

Facal, en cambio, sostiene que dichas leyes son “muy rígidas” con los inversores, pero “son permisivos con otras construcciones”, como los asentamientos en zonas como El Caracol y la Laguna Garzón en Rocha. “No soy partidario de especular con la tierra, pero algo muy distinto es el concepto de la tierra para todos y para nadie, lo que atenta contra la propiedad privada”.

Además, para el abogado, “la legislación debería declarar zonas de expansión y saturadas, y buscar un mejor aprovechamiento de las costas, que es un recurso riquísimo. Privilegiar la posibilidad de construir resorts ecosustentables no quiere decir avasallar el medio ambiente, construir torres y no dejar al local bajar a la playa, como hizo Cancún”.

 

Dos “secretos” de Uruguay (recuadro)

            “Uno de los mejores secretos guardados de Uruguay es el Four Seasons de Carmelo”, dice María José Cibils, supervisora de Producto de Jetmar Viajes. Ambientado de forma rústica, donde predomina la madera y el hierro forjado con toques étnicos, este resort ofrece servicios que van desde un spa “panasiático” hasta un campo de golf competitivo, todo rodeado por pinos y eucaliptos. Además, la cercanía a Buenos Aires permite que los argentinos puedan llegar en sus propios yates.

            No obstante, este rincón del Uruguay tiene cada vez más difusión. Este año, por ejemplo, el Four Seasons Carmelo fue elegido como el mejor resort de América del Sur y Central por los lectores de la prestigiosa revista “Condé Nast Traveller”, en su concurso anual “Readers’s Choice Awards”.

El otro “secreto” de Uruguay es la estancia Vik José Ignacio. A diferencia de los resorts donde ya hay actividades preestablecidas, al tener sólo 12 habitaciones, “los huéspedes en la estancia trabajan con los ‘experience concierges’ para crear un itinerario personalizado durante su estadía. Organizan algunas actividades que los huéspedes quieran, incluyendo viajes a la playa cercana, la oportunidad de montar a caballo y hacer reservaciones en los restaurantes exclusivos”, cuenta Maximiliano Broquen, gerente general del complejo. Cada una de esas 12 suites fue decorada por un artista diferente.

 

 

Vai Vai Futebol 2014

Un homenaje a la pasión y alegría del pueblo brasilero para la bienvenida de todos al Mundial de Fútbol Brasil 2014. Es un primer demo-adelanto de las versiones que vendrán cuando se incorporen voces e instrumentos de las regiones de Brasil.
Invito a los músicos y artistas del planeta a realizar sus versiones en todos los ritmos. Gracias por retransmitir esta info.
La vida es emociones. ¡Nos vemos en Brasil 2014!

Descargar canción
Versión Vai vai en samba funk CLICK AQUÍ
Autoría de Alfredo Etchegaray. Arreglos y piano de Raúl Medina, canta Beto Godoy
Ver Letra en Portugués / Inglés / Español